La "dospuntoceritis" en educación...


Hace unos días en Twitter leí un título que llamó mi atención: "El peligro de la dospuntoceritis y la demagogia del humo". El artículo de Joaquín Mouriz Costa, experto en comunicación, me pareció muy bueno. Y si bien, está directamente vinculado a lo empresarial, creo que resulta sumamente interesante hacerlo extensivo -con el cuidado que merece- al ámbito educativo.

La nota comienza con una frase supuestamente pronunciada por el presidente de la Asociación Española de Responsables de Comunidades On Line (Aerco), José Antonio Gallego, quien habría afirmado que "una empresa se condena a desaparecer si no está en redes sociales". A partir de esos dichos el autor del post advierte que <<no debemos olvidar tener los pies en el suelo y cuidarnos mucho de frases demagógicas y creadoras de falsas expectativas. Los que vivimos la “burbuja.com" trabajando en el medio sabemos a lo que nos conduce. Términos como “web 2.0″ o “community manager” están corriendo el peligro de perder su verdadero y potente significado al ser permanentemente banalizadas. Y eso sí es peligroso en un país como el nuestro en el que Internet ha tenido que luchar tanto y con tan poco apoyo para demostrar que es un medio revolucionario en la historia de la humanidad>>.

¿Por qué hacer extensiva la idea a la educación?.

Sucede que las frases salomónicas que tanto irritan a Joaquín Mouriz Costa en el mundo del community management, también tienen lugar en el ámbito educativo, y también ocurre que estamos padeciendo algo de "dospuntoceritis" y  de "demagogia del humo" cuando hablamos de Educación y tecnología.

Y esto lo digo absolutamente convencida del lugar importante que la web 2.0 -como fenómeno social y cultural, no tecnológico- tiene en la transformación del paradigma educativo. Es que el concepto 2.0 es muy interesante, el problema es cuando abusamos de él. 

No sólo se trata de frases salomónicas. También encontramos unas cuantas -y muy repetidas- pseudocategorías marketineras que carecen de real valor pedagógico y epistemológico. Solemos escuchar con soberbia desde algún pedestal ataques a blancos fáciles -como los docentes llamados despectivamente tradicionales-. Anuncios apocalípticos acerca de una escuela en realidad estigmatizada. Y finalmente propuestas más coloridas que posibles de implementarse. Propuestas que sólo tienen sentido en la burbuja en la que estamos nosotros, pero que están muy alejadas de la realidad escolar. En ocasiones, este tipo de construcciones se presentan demagógicamente encubriendo un intento de imponerse como nuevas verdades y despreciando todo aquello que no se ajuste.

Pese a mi desacuerdo con dicha actitud, -que además de intelectual, es ética- admito que cumple un rol importante: provocar, desestructurar, movilizar y desnaturalizar. Pero lo hacen corriendo el enorme riesgo de convertirse en modas, de tapar otras voces menos ruidosas, de arraigarse como categorías, de correr la mirada de la realidad, o de algo mucho peor: creer que estamos pensando la educación sin hacerlo. Y en ese caso, de mínima estamos perdiendo el tiempo, de máxima estamos perjudicando aquello que tanto nos importa.

Y así concluye Joaquín Mouriz Costa: "la historía es cíclica y las frases salomónicas se repiten cambiando su protagonista: “La empresa que no use la televisión desaparecerá”: Falso. “Si usted no tiene página web corporativa no existe”: Falso. “Usted se condena a desaparecer si no está en redes sociales”: Falso. (...) Pongamos todos un poco de sentido común en esta epidemia de “dospuntoceritis” y recordemos que el humo donde mejor está es ahumando sardinas".


Para terminar, hay una frase de Borges brillante: "Las herejías que debemos temer son las que pueden confundirse con la ortodoxia". Quizás, esta idea deba alcanzarnos para darnos cuenta donde está el camino de la transformación educativa. Quizás más lento, menos "ruidoso", más anónimo y sutil, pero también más efectivo, responsable y realista.



9 comentarios:

Alejandro Sarbach dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que comentas Ana. En el fondo creo que es cuestión de cultivar el "sentido común", y estar convencido de que no siempre la innovación implica necesariamente más calidad educativa.

A. Pérez dijo...

Muy de acuerdo con el post. Es más, esto de la dospuntoceritis es algo que mucha gente piensa que está ocurriendo pero, quizás por sufrir críticas, no se atreve a decir. La tecnología, la Red, etc, siempre tienen que estar al servicio de la Educación y no al revés. Efectivamente, como dice el anterior comentario al mío, la virtud está en aplicar el sentido común y no volverse un fundamentalista 2.0. Lo presencial nunca podrá sustituir a lo virtual, aunque usemos herramientas de comunicación a distancia muy versátiles.

Enhorabuena por el blog. Feliz Año Nuevo.

El mío: http://alumbraaqui.blogspot.com

Ana Rossaro dijo...

Gracias a ambos por sus comentarios! qué bueno que están de acuerdo con estas ideas.

Creo que quienes nos dedicamos a la educación y la tecnología debemos hacer siempre el esfuerzo de analizar si estamos o no cayendo en la "dospuntoceritis" o como decía Edit Litwin "espejos de colores".

Gracias x visitar mi blog y comentarlo!

Saludos, feliz 2011!
Ana

Fernando García Gutiérrez dijo...

Buena reflexión. Decía Potachov en un tuit "que los árboles 2.0 no impidan ver el bosque de la Escuela", estaríamos ante una simple confusión de medios y fines. Triste. Un saludo.

Ana Rossaro dijo...

Gracias Fernando por pasar y por tu comentario.

Muy buena la frase de Potachov.

Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Ana, interesante Post.
Yo creo formemente que una netbook, Internet así como un video o un mapa, son HERRAMIENTAS que facilitan el aprendizaje. Pero nunca van a resolver por sí mismas el proceso.
Hoy dia es vital que un docente minimamente maneje las herramientas que brinda la informática pero lo mas importante es que pueda CREAR con ellas. Que pueda "producir los contenidos de su área específica" Pero mas allá de los recursos web hay temas que que necesitan TIZA y PIZARRON, ganas y destreza para captar la atención del alumno y mucho corazón puesto en la tarea de enseñar.
Te propongo analizar este tipo de frases salomónicas desde otro punto de vista
"Un docente que maneja herramientas informáticas es el mejor" FALSO
Yo prefiero docentes muy bien capacitados en su área específica, capaces de hacer la transposición didáctica de forma eficiente y si además se apoya sabiamente en recursos que ofrece la tecnología mucho mejor aun.
Un gusto leerte Ana.
@delestero
http://masdeciencias.blogspot.com

Darío Acosta dijo...

Ana:
De acuerdo con el post. Como docente que aplica desde hace unos años las tecnologías en las clases puedo ver que se hace inevitable el cambio de paradigma, porque como bien decís, el cambio es cultural y no tecnológico. Mis alumnos leen más desde que el material está en internet, pero el aula es el lugar en el que se enfrentan con otros modelos y procedimientos. He escrito sobre esto en http://noesunapipa.blogspot.com/2010/04/nuevas-tecnologias-en-la-escuela.html para ver el pensamiento completo.
Sería loco ignorar los cambios, pero no olvidemos que la formación no pasa por el soporte tecnológico sino por enseñar el uso sabio y ético de los conocimientos de cada campo.

Cadillac33 dijo...

Ana Laura Rossaro dice cosas. Lastima, la he invitado muchas veces a unirse al grupo "Modelo 1 a 1, OLPC y Plan Ceibal: por un debate amplio", pero no le ha parecido conveniente, debo creer.
"Demagogia" es una palabra que vengo usando hace tiempo. Que muchos ven en las computadoras, en Internet, en la WEB 2.0 (y la 3.0, la 4.0, ad nauseam), el único camino para la originalidad y la renovación de la educación, también. Y todavía no me han dicho que es exactamente "la transformación del paradigma educativo", si es que hay uno nuevo, y que pautas modélicas sigue para ser considerado un paradigma...si ni siquiera es aceptado por todo el mundo de la docencia y afines, ademas que llega solo al sexto de la población mundial.
Solo ha servido para gastar en forma irracional, haciéndonos sentir mas "modernos".

""Un docente que maneja herramientas informáticas es el mejor" FALSO
Yo prefiero docentes muy bien capacitados en su área específica, capaces de hacer la transposición didáctica de forma eficiente y si además se apoya sabiamente en recursos que ofrece la tecnología mucho mejor aun.
Un gusto leerte Ana."
Totalmente de acuerdo.

Ana Rossaro dijo...

@delestero, Darío y Cadillac33

Muchas gracias por pasar y dejar sus comentarios!

Voy a estar leyendo:
http://noesunapipa.blogspot.com y
http://masdeciencias.blogspot.com

Saludos!
Ana