Entrevista: Guillermo Lutzky - Escuela Digital


"La Escuela Digital debe desarrollar la idea de campus educativo, es decir un espacio abierto y transparente, donde múltiples y diversas acciones educativas, de diversa índole, transcurren, se complementan, se comunican y se potencian simultáneamente"




Es un orgullo incluir en la sección ENTREVISTAS 2.0 de mi blog a Guillermo Lutzky, un referente en el campo de las TICs y educación.

Guillermo, es analista en sistemas, profesor de informática y especialista en nuevas tecnologías y educación, con 2 titulaciones en FLACSO.
Su desempeño como creador y director del Campus Virtual de ORT Argentina, lo ha llevado por el mundo contando su experiencia en diferentes eventos y congresos internacionales.
Durante el 2008, fue invitado a participar en Buenos Aires 2.0, Rosario Blog Day, el Seminario E-competencias Siglo XXI (México), la Conferencia e-challenges (Estocolmo), y el Congreso Online information (Londres), entre otros eventos de igual importancia.

Contacté a Guillermo hace un tiempo interesada en su trabajo y decidimos hacer una entrevista para compartir con los lectores de mi blog.
Les transcribo sus interesantes comentarios sobre su concepto de escuela digital y el proyecto del Campus Virtual ORT:


ENTREVISTA:


Ana Laura Rossaro: En una de tus charlas describiste la escuela digital y el aprendizaje 2.0 en el marco de la era de la red ¿A qué te referís cuando afirmás que se trata en un 95% de un cambio cultural y en un 5% un cambio tecnológico?

Guillermo Lutzky: A partir de la implementación del proyecto Campus Virtual ORT (nuestra Escuela Digital), aprendimos algunas lecciones. Fundamentalmente es necesario el apoyo institucional. Todos los directivos afirmaron constantemente la importancia estratégica del proyecto. Al implementarlo, utilizando tecnologías que son del dominio público, ya utilizados fuera de la institución por muchos alumnos y algunos docentes, nos surgió claramente la certidumbre que era un cambio cultural en un 95% y sólo un 5% un cambio de competencias o equipamiento tecnológico, los cuáles ya era manejados por alumnos y docentes fuera de la escuela.
El cambio era establecer una lógica de confianza, una red de participación, e instrumentos para estimular y recompensar dicha participación. Los reconocimientos pasaban básicamente por la reputación y la valoración de los esfuerzos en busca de la innovación.
A partir de estos factores no aparecieron demasiadas resistencias. Se debe considerar que hay un proceso de “empoderamiento” de todos los integrantes de la comunidad al considerar como “prosumidores” a cada uno de ellos. Debe destacarse que la metodología no fue la de una inmersión compulsiva en el uso de estos espacios, sino que cada docente pudo elegir cómo, cuándo y con quién hacerlo. Pero hubo un fuerte estímulo institucional al innovador, al que tomó riesgos, a quién se animó a ser pionero.
Fue muy interesante ver de qué manera el proyecto afirmó la cultura institucional, la sensación de pertenencia, al ser el propio protagonista (alumno, docente, etc.) quien relata lo que produce. Por otro lado permitió la aparición de “talento oculto”, docentes y alumnos que no aparecían en el encuadre tradicional y que sorprendieron y conmovieron a todos con la calidad de sus producciones y su compromiso.


ALR: Cuando te referís a la "escuela digital", ¿Cuáles serían sus principales características? y ¿Considerás que ella viene a reemplazar a la escuela tradicional?

G.L: Por lo contrario, la Escuela Digital no debe reemplazar a la Escuela como la conocemos sino que debe articularse, operando como otra institución complementaria a la originaria, potenciándola, enriqueciéndola, transparentándola. La presencialidad es insustituible para la socialización, para el establecimiento de relaciones afectivas, para la relación con el propio cuerpo y con el espacio, entre otras cosas.

La Escuela Digital debe desarrollar la idea de campus educativo, es decir un espacio abierto y transparente, donde múltiples y diversas acciones educativas, de diversa índole, transcurren, se complementan, se comunican y se potencian simultáneamente.

La escuela digital debe ofrecer, mucho más allá de la tradicional gestión de contenidos de las plataformas de "educación a distancia", un encuadre de comunicación y producción, que le permita a cualquier integrante de la comunidad (alumno, docente, directivo, padre) no sólo buscar información, sino producir y publicar conocimiento, conversar con sus pares y docentes, tener información de lo que ocurre en la institución, suscribirse a actividades y eventos especiales, obtener información de otras fuentes externas a la institución, y almacenar y acceder a sus producciones en el lugar y en el horario en el que lo requiera.

La Escuela Digital debe ser parte de Internet, contribuir a la Red, y simultáneamente, servirse de la misma. Debe tener criterios definidos para jugar el rol de curador de contenidos para sus integrantes, orientando.

El desafío de las instituciones y de los sistemas educativos es complementar y mejorar la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje, dándole a cada estudiante, docente, directivo, padre o graduado, la posibilidad de crear su propio entorno personalizado de aprendizaje.

La Escuela Digital debe involucrar servicios y espacios de información, producción y comunicación para todos ellos, para que puedan contribuir y además ser protagonistas activos de los procesos de formación de la escuela. De esta manera podría contribuir a una redefinición de la deteriorada alianza escuela – familia.

Además, en el campo de la comunicación institucional, (esencial para reconstruir la percepción que se tenía de la escuela hasta hace unas 3 décadas, y que se ha perdido EN TODOS los niveles socio-económicos), la Escuela Digital tendrá la oportunidad de reflejar los procesos, eventos y logros que transcurren cotidianamente en la escuela “real”, y construir un entorno adicional de comunicación entre sus miembros, construcción de comunidad, y producción colaborativa de conocimiento.
Podría:
-Relatar acerca de clases, salidas, eventos, proyectos, etc. (a través de la voz de un docente o de un alumno).
-Involucrar a la comunidad educativa y aprovechar su conocimiento acerca de determinados temas.
-Proporcionar recursos e información para las familias, u otros docentes trabajando en paralelo, o bien que tomarán al grupo en el año subsiguiente.
-Ceder a la comunidad educativa un espacio en el cual compartir sus voces y opiniones atraer a potenciales colaboradores para la escuela, no relacionados directamente con la institución


ALR: ¿De qué se trata y cómo funciona el proyecto "Campus Virtual ORT"?

G.L: El Campus Virtual ORT es un proyecto que busca incorporar la Internet como plataforma para facilitar nuevos modos de interacción con el conocimiento por parte de las instituciones educativas y de sus integrantes.

Desarrollado por ORT Argentina, funcionando bajo un modelo de "blended learning", busca extender y transparentar la escuela, brindando servicios ubicuos y espacios de colaboración a alumnos, docentes, familias y comunidad; comunica y documenta inteligentemente las acciones y producciones de la comunidad educativa y establece una arquitectura de colaboración y de construcción social de conocimiento para los alumnos, los docentes y la institución.

El Campus fue diseñado para, además de ofrecer información y enlaces, convertirse en un ámbito de producción de conocimiento, de manera de articular el encuadre tradicional de nuestras Escuelas e Institutos con un nuevo espacio digital que retroalimente los procesos institucionales, articulándose con la enseñanza presencial, agregando valor a partir de su flexibilidad y potencial comunicativo, ofreciendo a sus estudiantes, nuevos modos de construcción de conocimiento. Incorpora las nuevas tecnologías de redes sociales y los servicios Web 2.0, transparentando las acciones y producciones de alumnos, docentes, e institución, procurando ampliar en tiempo y espacio la presencia de la escuela frente a la comunidad.

Asimismo, procura complementar y mejorar la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje, considerando los diferentes modos de aproximación de cada individuo al conocimiento, al ofrecer a cada estudiante, docente, directivo, padre o graduado, la posibilidad de crear su propio entorno personalizado de aprendizaje, con la posibilidad de configurar su escritorio, sus fuentes de información, categorías, alertas, relaciones y favoritos.

Finalmente, el Campus se considera parte integrante de Internet. Por un lado, busca tener criterios definidos para jugar (a partir de la tarea de sus docentes y alumnos) el rol de curador de contenidos para su comunidad educativa, aconsejando, orientando, frente al efecto de “infoxicación” que habitualmente produce Internet. Pero simultáneamente, como parte del mismo proceso, y en concordancia con la misión institucional, busca devolver a la comunidad las producciones de sus integrantes, como parte del aporte que tradicionalmente realiza ORT Argentina y sus Escuelas e Institutos al sistema educativo y a la sociedad en su conjunto.

Es significativo el crecimiento de uso del campus, y las estadísticas demuestran el nivel de producción, y el impacto social alcanzado por el proyecto. Hubo en junio de 2008 150.608 visitantes, 2060 artículos fueron publicados por los docentes y los estudiantes. Tenemos más de 600 blogs activos en nuestra red de blogs, varias wikis activas, nuestro canal de You Tube, Twitter y Frienfeed, colecciones de links en Delicious, y nuestro propio CMS y red social.

El proyecto fue además finalista en los prestigiosos Groundswell Awards, de Forrester Research, una muy conocida consultora estadounidense de tecnología y de estudio de mercados. Estas distinciones se otorgan a las aplicaciones más innovadoras y eficaces de tecnologías sociales, no sólo en educación, sino también en organizaciones y empresas.



ALR: ¿Qué cambios en el aprendizaje y la enseñanza genera el empleo de un campus virtual en una institución educativa?

G.L: La Sociedad del Conocimiento debería tener un formidable impacto sobre la concepción misma de lo que debe ser la escuela. Cada vez más, los estudiantes aportan diferentes habilidades cognitivas, emocionales y sobre todo imaginativas a las que tienen sus docentes. Esto es: viven, aprenden y se comunican de manera diferentes a lo que sucedía en el pasado reciente.

Es necesario un análisis detallado, para comprender en qué sentido está evolucionando nuestra sociedad. En consecuencia, es imprescindible reflexionar acerca de la escuela del futuro, acerca del encuadre en el cual, dentro de 10 años, los alumnos aprenderán y se socializarán. El llegar al espacio digital aparece como una misión irrenunciable de cualquier institución educativa seria y comprometida con su tarea. Es imprescindible, en este tiempo, tener presencia en la Red de manera transparente, activa y dinámica, involucrando el quehacer cotidiano en un espacio interactivo.

ORT decidió entonces revisar el uso que hacían de Internet como arquitectura para enseñar. Es necesario estar en la Red en un espacio interactivo, donde el usuario (sea este alumno, docente, padre o visitante) no sólo reciba información, sino además pueda producir, de manera de articular el espacio tradicional con un nuevo espacio digital que retroalimente los procesos institucionales.

A partir de esto, se rescata la concepción original de Campus Virtual. Ésta transmite la idea de campus, es decir un espacio donde múltiples y diversas acciones educativas de diversa índole transcurren, se complementan y se potencian simultáneamente.

Es de destacar, además, la naturalidad con la que los alumnos incorporaron las herramientas a su cotidianeidad, así como el entusiasmo y compromiso que demuestran. En muchos casos aparecieron propuestas superadoras por parte de ellos y en general los trabajos fueron de una calidad superior a la esperada.

Fue notable el modo en que respondieron a las observaciones sobre los contenidos, las lógicas de presentación y de diseño. Otro aspecto especialmente significativo por tratarse de adolescentes es que no hubo quejas llamativas por la mayor carga de trabajo.



Por Ana Laura Rossaro para EDUCACION 2.0

Les recomiendo que visiten el CAMPUS VIRTUAL ORT, no solo para saber más sobre el trabajo de Guillermo Luztky, sino para tomar este proyecto como modelo.



Links relacionados:

Blog de Guillermo Lutzky - Link
En Buenos Aires 2.0 - Link
En Rosario Blog Day - Link
En Europa - Link