Conocer desde diversas miradas

El aprendizaje colaborativo en el aula.


"Comunicar fielmente al público lo poco que hubiera encontrado e invitar a los buenos ingenios a que traten de seguir adelante, contribuyendo cada cual, según su inclinación y sus fuerzas, a las experiencias que habría que hacer, y comunicando asimismo al público todo cuanto averiguaran, con el fin de que, empezando los últimos por donde hayan terminado sus predecesores, y juntando así las vidas y los trabajos de varios, llegásemos todos juntos mucho más allá de donde puede llegar uno en particular"


Discurso del método, Descartes


La colaboración, como nuevo estilo de trabajo y forma de producir conocimiento (Litwin, 2005), implica aprender del otro y con el otro, producir de forma colectiva, construir a partir de diversas miradas y arribar a soluciones -siempre provisorias- por medio de diferentes recorridos.

Dinámicas de trabajo colaborativo.

En este sentido, el docente asume un rol particular (Gros Saltvat, 2001): debe comunicar o consensuar con sus alumnos una propuesta clara con objetivos precisos e invitar a la búsqueda de diferentes formas de resolución de la consigna. Contribuir en la conformación de grupos y distribución de roles, debe proveer recursos, guiar en la toma de decisiones, y producciones, así como fomentar actitudes de trabajo en equipo y compromiso con la tarea.
Existen diferentes dinámicas de trabajo colaborativo (Garzón y Libedinsky, 2011[1]):
  

  • La dinámica de producción conjunta es una propuesta en la que se realiza una producción colectiva y todos trabajan en todas las etapas simultáneamente. 
  • En la dinámica de producción complementaria cada participante (o grupos de participantes) realiza una parte del trabajo teniendo claro el objetivo final. 
  • La dinámica de producción secuenciada es una propuesta en la que cada participante realiza un paso necesario para la realización del siguiente paso.
  • En la dinámica de espejo cada participante realiza la misma actividad que los otros y luego se desarrolla una instancia de presentación y retroalimentación entre todos los trabajos. 
  • Los trabajos colaborativos pueden realizarse entre alumnos, grupos, aulas e inclusive entre centros educativos de cualquier parte del mundo.
Colaborar online.
Pierre Lévy con su concepto de Inteligencia colectiva o De Kerckhove con su idea de inteligencias en conexión consideran que es Internet el entorno privilegiado para generar interacciones y sinergias:
Las TIC,  principalmente las herramientas de la web 2.0, ofrecen múltiples posibilidades para producir, publicar, compartir y comunicar, facilitando, potenciando y transformando el trabajo en equipo. Wikisblogsredes socialesdocumentos online y muchísimas aplicaciones de la web 2.0 nos permiten realizar informes, cuentos, líneas de tiempo, mapas conceptuales, pósters, cómics y tantas otras producciones de manera colaborativa. 


Se trata de diversas perspectivas.
Bruner afirma que "el significado de cualquier hecho, proposición o encuentro es relativo a la perspectiva o marco de referencia en términos del cual se construye (...). Entender algo de una manera no evita entenderlo de otras maneras" (Bruner, 1997), en su último libro, Maggio (2012) retoma esta frase y afirma que "siempre intentar mirar con los ojos del otro amplía la mirada". El trabajo con el otro aquí aparece como una forma de aprender a través de diversas perspectivas, interpretaciones y caminos. Contraponer, sumar, mezclar puntos de vista como un nuevo estilo de trabajo y forma de producir conocimiento (Litwin).


 “juntando así las vidas y los trabajos de varios, llegásemos todos juntos mucho más allá de donde puede llegar uno en particular” (Descartes)


[1] Manso, Pérez, Libedinsky, Ligth, Garzón (2011), Las Tic en las aulas. Experiencias latinoamericanas. Editorial: Paidós. Buenos Aires.